PLATAFORMA DE INTERCAMBIO ACADÉMICO Y DIVULGACIÓN CIENTÍFICA

Directora Patricia Sopranzetti de Acurso - acursonet@acursonet.com.ar - Orientador Carlos Antonio Acurso

ÍNDICE - OBRAS COMPLETAS - FRAGMENTOS - APROXIMACIONES - ESCENARIOS Y LABORATORIOS - INICIACIÓN - ANTOLOGÍAS - REVISTA INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO - CONSULTAS

INTELIGENCIA
ARTIFICIAL

FILOSOFÍA Y METODOLOGÍA DE LA CIENCIA

EPISTEMOLOGÍA:
INGENIERÍA DEL CONOCIMIENTO

SISTEMAS
COMPLEJOS

CIBERNÉTICA

MODELOS DE
SIMULACIÓN

ALGORITMOS

TECNOLOGÍA
DEL PENSAR:
LA ÚNICA TECNOLOGÍA DE PUNTA

LA ACTITUD EN EL SISTEMA ANALÍTICO

DICCIONARIO
SISTÉMICO

HISTORIA
SISTÉMICA

SOFTWARE
INTELIGENTE

PROTOCOLOS

GOYA Y LOS RETRATOS INTELECTUALES

MITO
TECNOLOGÍA

EL NUEVO PARADIGMA DE LA CIENCIA

MODELO SISTÉMICO:
LA RELACIÓN AMBIENTAL
Y EL DESARROLLO HUMANO

LA RELACIÓN MERCADO DEMOCRACIA
EN LA SOCIEDAD GLOBALIZADA

TECNOLOGÍA Y SOCIEDAD

SISTEMATOLOGÍA

SISTEMA SIMULADOR
DE RECURSOS NATURALES PARA LAS CUENTAS DEL PATRIMONIO NACIONAL

SISTEMAS EXPERTOS

LOS INGRESOS PÚBLICOS COMO SISTEMA

EL ARTE COMO SISTEMA

INTELIGENCIA NATURAL Y ARTIFICIAL

INGENIERÍA LEGISLATIVA

AUDITORÍA FISCAL DEL PROCESAMIENTO AUTOMÁTICO DE DATOS

UN SISTEMA DE IDEAS: LA REVOLUCIÓN FRANCESA Y LOS DERECHOS DEL HOMBRE

VIRTUDES Y TALENTOS: SISTÉMICA PARA NIÑOS

CIUDAD EDUCATIVA

LABORATORIO DE MEDIOS: VIDEOREVISTA

LA ELOCUENCIA

LA INTELIGENCIA: UN BIEN ESCASO

LA CULTURA COMO SISTEMA

PROCEDIMIENTO SISTÉMICO PARA CONGRESOS ACADÉMICOS INTERNACIONALES

ABRIR LA MENTE

INGENIERÍA
TRIBUTARIA

 

 

CAPACITACIÓN Y
DESARROLLO HUMANO

Denominamos aprendizaje, a los procesos de apropiación de conocimientos y habilidades que conducen a un cambio de conducta. Provenga esta apropiación de elementos preexistentes en el exterior, o resulte el producto de la propia reflexión del individuo.

En este último caso suele subdividirse dicho producto bajo las denominaciones de descubrimiento o invención.

Es decir que existe un proceso de aprendizaje cuando un individuo modifica su conducta en virtud de su reflexión, que en ocasiones es provocada por una influencia exterior, que puede o no surgir de una intencionalidad humana.

El proceso de aprendizaje es natural para cada individuo y reconoce como única causa necesaria y suficiente (en un normal desenvolvimiento), la propia existencia.

El aprendizaje es efecto de causas biológicas, en sus manifestaciones sicológicas.

La enseñanza en cambio, es efecto del aprendizaje, y no al revés, aun cuando posteriormente lo retroalimente.

La enseñanza implica una intencionalidad de influencia de unos individuos sobre otros, cuya finalidad (liberación, socialización u otras) no hace a su sistema operativo.

Un ser único aprendería.

Un ser único no enseñaría.

Un ser, rodeado de otros incapacitados para el aprendizaje, aprendería, pero no enseñaría, aun cuando creyese hacerlo.

En un plano mas cotidiano se olvidan estos axiomas, imaginando la existencia de una mercancía transferible desde un supuesto saber a una supuesta necedad.

Se confunde saber con conocer, y necedad con ignorancia.

Es verdad que no existen hombres absolutamente necios o sabios. El aprendizaje es una operación que permite ir recorriendo un camino desde algún lugar a otro de un vector con dichos extremos.

Es también una forma de ir pasando progresivamente de un no saber a un saber actuar en lo operativo y de la cotidianeidad a la reflexión en los procesos del pensar.

Es común que los individuos que intentan influir sobre otros, a través del proceso de enseñanza, más acá de la finalidad última, se guíen por objetivos producto de su concepción.

Es así que estará quien crea que educa hacia cuestiones trascendentes, y quien piense que instruye para capacidades operacionales.

El primero quizá olvide que cada hombre genera su propio plano de trascendencia, y el segundo que aquello que está tratando de influir es un hombre.

Ambos con diferentes intencionalidades cometen similar error operativo.

No importa si uno de ellos respetando lo humano no respeta a ese hombre, y el otro lo entiende en su mero rol de recurso vivo, capaz de manipular otros recursos y por ende de ser entrenado o programado meramente para dichos fines.

Si bien es campo de la ética el análisis de lo manifestado en el párrafo anterior, no lo es la problemática de fracaso operativo que lleva implícita y que, gracias a Dios, los hace ineficaces metodológicamente, pues en términos de realidad su rango de influencia se minimiza.

Aquellos que no creen que las organizaciones humanas sean conjunto de voluntades manifestadas en pensares múltiples, hacia un objetivo común, que no se capacitan porque aun con “excelentes” métodos de enseñanza (técnicas para obtener la influencia) no logran jamás el consentimiento del implicado, única puerta hacia el aprendizaje y por ella a la asimilación de conocimientos, desarrollo de habilidades y fundamentalmente cambios de conducta esperados.

Contra lo que podría suponerse no se está presentando un problema metafísico o académico, sino el aspecto operativo básico que marca la diferencia entre éxito y fracaso en cualquier gestión de enseñanza.

Se suele escuchar la presentación de los temas motivacionales como una cuestión manejable a través de incentivos “prácticos”, ofrecidos al supuesto aprendiz (en realidad mero asistente o victima) cual la zanahoria al burro. Para peor en general no poseen la zanahoria, en otras ocasiones se elige la equivocada, pero siempre suponen ante si a un burro.

Teniendo en cuenta que no hay enseñanza sin aprendizaje, y partiendo de esta subestimación del aprendiz, surge la concordancia que conduce al inevitable fracaso.

Un hombre, todo hombre, es una milagrosa combinación de emoción y razón, donde no cabe el condicional “ó”. Capaz de desarrollarse y habilitarse por objetivos, si siente que le sucede lo primero y comparte los segundos.

Esta compleja relación de sistemas de conocimientos, razonamiento y significación debe tratarse como un todo.

Entre la “finalidad” y la “metodología” se ubicará siempre el “enfoque”.

Lo dicho cuenta para todos los niveles de la educación, sin excluir la capacitación empresaria por razones de especificidad, ni el perfeccionamiento docente en virtud de su recursividad.

Existen en el hombre auténticas estrategias del pensar. Algunas de ellas se refieren a hábitos de carácter individual, mientras que otras representan costumbres colectivas.

Los hábitos de utilización de ciertas estrategias del pensar a nivel individual, deben ser el objeto fundamental de estudio por parte de los educadores.

Clasificar, ponderar, tipificar estas estrategias puede facilitar el camino para efectuar más fuertes y veloces cambios de conducta, sea cual fuera el norte particular de la influencia que se pretenda ejercer mediante la enseñanza.

Quizá el mas “abierto” de los modelos de influencia fuera aquel en el cual se provoque la reflexión en cada individuo acerca de su propio y único sistema estratégico, con la intencionalidad de que cada uno infiera sus propios hábitos, genere un modelo prospectivo que alcanzar y produzca su autodesenvolvimiento hacia él.

Los nuevos instrumentos son importantes por su potencialidad para que el hombre vislumbre al programarlos su propia estrategia del pensar. Es más, en general le “revelan” que ésta existe.

Con el tiempo más que por sus productos informáticos, el computador será reconocido por su capacidad de orientar al hombre hacia un retorno a los procesos de reflexión.

Actualmente es importante la incidencia de estos entes en el habito colectivo de formalizar el modelado de verdaderos retratos intelectuales de la naturaleza, que actúan como encuadre o marco de referencia para todas las disciplinas.

El modelado resulta paradójicamente la disciplina mas transdisciplinaria que se halla creado.

Este hecho lejos de ser casual, marca el recorrido de la ciencia desde lo inductivo a lo deductivo primero, para posteriormente producir el salto desde el estudio de los contenidos a la investigación de las relaciones. Etapa que quizá esté condenada a no hallar jamás el "non plus ultra" de la síntesis.

La Teoría General de los Sistemas y la Cibernética aportan permanentemente fuertes elementos para el estudio de las relaciones, facilitando el acceso a este nuevo paradigma de la ciencia, donde lo holístico precede y sucede a lo analítico.

Un hombre capaz de producir una interpretación del Todo, y aun más, capaz de comprender y provocar el desarrollo de sus estrategias del pensar, se encuentra sin dudas en condiciones óptimas para, ante cualquier contenido o habilidad que pretenda incorporar, adecuar su sistema operativo del pensar para la utilización de sus subrutinas mas hábiles para el intento, facilitado esto, ante la posibilidad de encuadrar dichos contenidos en el marco de referencia de su propio modelo generalizador, produciendo las interrelaciones necesarias entre lo preexistente y el elemento a incorporar.

El desarrollo humano y la calidad de vida que él represente, jamás dependerá de los recurso objetivos con que cuente en “patrimonio” un individuo o sociedad, sino de la significación que individual y/o colectivamente se posea acerca de "que es?" dicho desarrollo o calidad.

Si bien en la mayoría de las sociedades actuales la significación del desarrollo y calidad de vida coinciden con la del potencial de recursos patrimoniales, debe reconocerse que no siempre fue así, que algunas sociedades no lo comparten y que, lo cual resulta más importante, siempre existieron individuos para los cuales lo más importante de su “patrimonio” se encuentra en sus recursos endógenos y sus capacidades implícitas de emoción y razón.

Estos hombres a través de los tiempos resultaron los auténticos motores de la sociedad humana, permitiendo la proliferación de todos los recursos exteriores. “Porque sea que resulte claro o no”, se encuentra históricamente demostrado que aun para aquellas sociedades en las cuales la trascendencia no es un fin, se requiere el pasaje de algunos de sus miembros desde lo extrínseco a lo intrínseco y posteriormente a lo trascendente para que el conjunto obtenga sus otras finalidades.

Es decir que cuando el espíritu trascendente no representa la finalidad no por ello deja de ser el camino.

Sea cual fuere la finalidad y objetivos “concretos” de un sistema, su éxito estará en función del respeto (y aun de la admiración) que del mismo emane hacia cada hombre con el cual deba interrelacionarse.

ÉXITO SISTEMA (f) = RESPETO HUMANO

Si bien todos los sistemas respetan esta relación de causalidad, son aquellos relacionados con los procesos de capacitación los que se manifiestan particularmente sensibles.

Toda capacitación debe tender al Desarrollo Humano global. Porque corresponde éticamente y conviene metodológicamente.

 

ORGANIZACIÓN
 DE LAS
NACIONES UNIDAS (ONU)

UNESCO

UNIVERSIDAD NACIONAL DE BUENOS AIRES

UNIVERSIDAD
DEL SALVADOR

UNIVERSIDAD ARGENTINA DE LA EMPRESA

CENTRO DE ESTUDIOS PARA AMÉRICA LATINA
(CEPAL)

AFIP - DGI

FUNDACIÓN BARILOCHE

CENTRO INTERAMERICANO DE ADMINISTRADORES TRIBUTARIOS
(CIAT)

PRESIDENCIA
 DE LA NACIÓN
COMISIÓN NACIONAL DE POLÍTICA AMBIENTAL

 FIAT

UNIVERSIDAD DE LOMAS DE ZAMORA

FLACSO

FUNDACIÓN
FRIEDRICH EBERT

SOCIEDAD ARGENTINA DE INFORMÁTICA E INVESTIGACIÓN OPERATIVA (SADIO)

IBM

MUNICIPALIDAD DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

FIRESTONE

OBISPADO DE LOMAS DE ZAMORA

HOSPITAL MUÑIZ

CONSEJO FEDERAL DE INVERSIONES
(CFI)

GIFIDAT

MINISTERIO DE EDUCACIÓN
DE LA NACIÓN

UNIVERSIDAD DE LA PLATA

UNIVERSIDAD DE MAR DEL PLATA

EMPRESAS & PROYECTOS

CENTRO DE ORGANISMOS TRIBUTARIOS
AMERICANOS

MINISTERIO DE SALUD DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

ESCUELA SISTÉMICA

UNIVERSIDAD LEONARDO DA VINCI

INVESTIGACIÓN & DESARROLLO

INSTITUTO TECNOLÓGICO DE PERFECCIONA-
MIENTO DOCENTE

BIBLIOTECA SISTÉMICA
 SAN ACURSO

CENTRO DOCUMENTAL CAVALIERE FEDERICO SOPRANZETTI

OTROS ESCENARIOS: UNIVERSIDADES
 EMPRESAS ORGANIZACIONES

GOBIERNOS: NACIONALES PROVINCIALES MUNICIPALES 

 ORGANISMOS: ACADÉMICOS
INTERNACIONALES